Noticias

Muy mal: Las emisiones de CO2 siguen sin control en el mundo entero

27/03/2019


Pese al avance de las energías renovables a escala global, la fuerte demanda de generación eléctrica en 2018, que sigue siendo cubierta fundamentalmente con tecnologías fósiles, disparó las emisiones de CO2 relacionadas con la energía un 1,7% el año pasado.

El principal responsable de esta subida es el carbón, que aunque ha perdido peso en favor del gas, sigue siendo la principal fuente de generación de emisiones de gases de efecto invernadero en el mundo.

La demanda mundial de energía aumentó un 2,3% en 2018, su ritmo más rápido en la última década, según la evaluación que acaba de dar a conocer la Agencia Internacional de la Energía (IEA, por sus siglas en inglés) sobre el consumo mundial de energía y las emisiones de CO2 relacionadas con este sector. El informe incluye los últimos datos disponibles sobre petróleo, gas natural, carbón, energías eólica y solar, nuclear, electricidad y eficiencia energética.

China, Estados Unidos e India, los más hambrientos de energía


El incremento de la demanda de energía en 2018 se debe, según explica la IEA, a una  economía mundial más sólida y a unas necesidades más fuertes de calefacción y refrigeración ya que las temperaturas medias de invierno y verano en algunas regiones del globo se acercaron a los récords históricos o los superaron. Las olas de frío impulsaron la demanda de calefacción y, lo que es más importante, las temperaturas más altas del verano impulsaron la demanda de refrigeración.


El gas natural emergió como el combustible preferido, registrando los mayores incrementos y representando el 45% del aumento en el consumo total de energía. El crecimiento del gas, impulsado en gran medida por la sustitución del carbón,  fue especialmente fuerte en Estados Unidos y China. En el primer país, su demanda creció un 10% con respecto al año anterior, el aumento más rápido desde el comienzo de los récords de1971. En China, creció casi un 18%.



Estos dos países, junto con India, representaron casi el 70% del aumento de la demanda de energía en todo el mundo. En Estados Unidos también creció la demanda de petróleo –un 1,3%, algo que no ocurría desde hacía 20 años– debido a una fuerte expansión de los productos petroquímicos, el aumento de la producción industrial y los servicios de transporte por carretera.

En cuanto al carbón, su consumo aumentó un 0,7% y se centró en Asia, especialmente en China e India. Como resultado, las emisiones globales de CO2 relacionadas con la energía aumentaron un 1,7%, alcanzando un nivel récord:  33.143 millones de toneladas de CO2 emitidas, de las cuales un 28,6% correspondieron a China (+2,5 % con respecto a 2017), un 14,75 % a Estados Unidos (+3,1 %) y un 6,94 % a India (+4,8 %). Por el contrario, Europa las redujo en un 1,3 %.

Sólo el uso de carbón en la generación de electricidad superó las 10 gigatoneladas, lo que representa un tercio del aumento total. La mayor parte de las emisiones fueron emitidas por una flota joven de centrales eléctricas de carbón en el Asia en desarrollo, donde se localizan las nuevas plantas, con 12 años de antigüedad en promedio, décadas por debajo de la vida media de alrededor de 50 años. La IEA estima que el carbón ha sido responsable de una subida de la temperatura media global de entre 0,3 y 1 grado centígrado con respecto a los niveles preindustriales.



Respecto a la nuclear, el informe indica que esta tecnología aportó un 9% del total de la demanda mundial de energía. Esto significa que su uso creció un 3,3% en 2018, con una generación mundial que alcanzó los niveles anteriores a los de Fukushima, principalmente como resultado de las nuevas centrales puestas en funcionamiento en China y al reinicio de cuatro reactores en Japón.


Hacen falta más renovables y mejorar la eficiencia energética


El informe de la IEA deja también claro que la electricidad sigue posicionándose como el "combustible" del futuro, con una demanda mundial que creció un 4% en 2018 hasta superar los 23.000 TWh. Este rápido crecimiento está empujando a la electricidad hacia una cuota del 20% en el consumo final total de energía.


Las renovables fueron uno de los principales contribuyentes a esta expansión de la generación eléctrica, representando casi la mitad del crecimiento de la demanda de electricidad. Solo la solar creció un 31% en el mundo. China continúa siendo el líder, tanto en eólica como en solar, seguida de Europa y Estados Unidos. Sin embargo, este desarrollo no es lo suficientemente rápido como para satisfacer la mayor demanda de electricidad en todo el mundo y rebajar las emisiones de gases de efecto invernadero.

La intensidad energética, por último, mejoró solo un 1,3% el año pasado, la mitad de la tasa del período entre 2014 y 2016. La Agencia Internacional de la Energía explica que este tercer año consecutivo de desaceleración es resultado de una aplicación más débil de las políticas de eficiencia energética y de un fuerte crecimiento de la demanda en las economías más intensivas en energía.

"La demanda mundial de energía creció de manera extraordinaria en 2018; creció a su ritmo más rápido en esta década", ha declarado Fatih Birol, director Ejecutivo de la AIE.

"Pero a pesar del importante crecimiento de las energías renovables, las emisiones mundiales siguen aumentando, lo que demuestra una vez más que es necesario adoptar medidas más urgentes en todos los frentes: desarrollar todas las soluciones de energía limpia, reducir las emisiones, mejorar la eficiencia y estimular las inversiones y la innovación, incluso en la captura, utilización y almacenamiento de carbono".

Fuente: www.energias-renovables.com



Cambio Climático Emisiones De Co2 303


Noticias que podrían Interesarte


Fuerte demanda mundial de energía sobrepasa el crecimiento de las "limpias"

"La demanda mundial de energía está superando el poderoso crecimiento en energías renovables y eficiencia energética", dice a Efe el profesor de la Universidad de Stanford Rob Jackson a propósito del aumento de las emisiones globales de dióxido de carbono en 2018.

Leer más

El mayor parque eólico del mundo estará en Estados Unidos

Enel, a través de su filial renovable en los Estados Unidos Enel Green Power North America, ha comenzado la construcción del parque eólico High Lonesome de aproximadamente 450 MW en los condados de Upton y Crockett, en Texas. Una vez completado, High Lonesome será el parque eólico más grande en la cartera global de renovables de la eléctrica italiana. La energía generada por una parte del parque eólico de 295 MW se cubrirá para minimizar los riesgos relacionados con el clima y los precios.

Leer más

Comenzó a operar un parque eólico de Aluar

El Parque Eólico Aluar I recibió la autorización de Cammesa y comenzó hoy a operar comercialmente. Está ubicado en Chubut. Mediante el Mercado a Término de Energías Renovables (Mater) genera 50,4 MW que inyectará a la firma de neumáticos Fate.

Leer más

Comentarios:


0 Comentarios


El correo electrónico no será publicado










Copyright © 2019. Derechos Reservados.